martes, 3 de febrero de 2015

Danza de las Hojas (o cómo explicar la forma musical en primero)

Ayer tuve clase con mis pequeños de primero y segundo de primaria (bueno, como Jorge no vino, la clase fue solo con los de primero). Estuvimos aprendiendo lo que era la "Forma musical", así de manera muy sencilla para que lo comprendiesen, y la verdad es que nunca había probado a enseñarlo en estos cursos con una danza (casi siempre hago actividades de audición e interpretación vocal con "El Campesino Alegre" del gran Schumann), y aprovechando esta que venía en uno de los libros que tengo medio olvidados en un cajón (concretamente el de Música, Primer Curso de la Editorial Anaya), decidí que iba a probar si lo comprendían bien.
La melodía elegida se llama "Danza de las Hojas", sin autor conocido.

Primero hicimos una audición activa: tarareamos la parte 1 para quedarnos con ella en la cabeza y cada vez que sonaba, levantaban la mano. Así llegamos a la conclusión de que una parte se repetía y otras eran distintas. A la segunda audición se dieron cuenta (con un poco de tarareo) de que la segunda parte también era siempre igual. ¡Entonces había solo dos partes! ¡Es binaria! (me miraron con cara de ¿en que idioma habla esta muchacha? pero enseguida lo entendieron). Y pasamos a bailar.


Una vez que teníamos los pasos y la melodía completamente interiorizada, dibujamos el esquema (la forma) de la canción usando dos dibujos: corazones (parte 1) y estrellas (parte 2). Fue muy sencillo que vieran y comprobaran con ojos y oídos a la vez que había dos partes que se alternaban varias veces hasta completar cinco repeticiones cada una. 

Les gustó la danza, se lo pasaron bien y pillaron al vuelo eso de que las melodías se pueden dividir en partes, distintas o iguales, que se pueden repetir... sólo hay que prestar mucha atención a lo que escuchamos.