miércoles, 18 de marzo de 2015

Pequeños letristas

Una de las profesiones relacionadas con el mundo de la música que, quizá, menos valorada está en nuestra sociedad, es la de letrista.
Un letrista es una persona que escribe la letra para una melodía que le dan. A veces, la música también la compone él (compositor) e incluso canta sus propias canciones (cantautor). Un buen letrista puede llegar a vender las letras de sus canciones a otros músicos para que ellos sean quienes las toquen o las graben en un disco (intérprete).

Hace unos años, el grupo español "La Oreja de Van Gogh" propuso a sus fans que se conviertieran en letristas: lanzaron a las redes una melodía tocada por ellos, pero sin letra (solo tarareada por Leyre), a la que cualquiera podía ponerle letra y enviársela. La letra ganadora, que después este grupo grabó en su siguiente disco, y quedó así de bien:







La actividad que os propongo para hoy es un tanto... especial. Quiero que os convirtáis en "letristas", es decir, que escribáis la letra para una melodía que yo os voy a dar.
Se trata de una canción que conocéis de sobra: "The nights", del músico sueco Tim Bergling (más conocido como Avicii). La idea es que escribáis una letra nueva, en español y en verso (como una poesía). Es importante que pienses si la melodía es alegre o triste, y que escribas la letra acorde a ese sentimiento, y por supuesto, que la letra encaje bien en la música.

Para ello os dejo dos versiones, una que tiene letra, para que sea más fácil cuadrar la vuestra.



Y otra sin letra, para que puedas probar como quedaría con la que habéis escrito vosotros.



Podéis enviar la letra a mi correo nurialademusica@gmail.com y cantarla un día en clase, o podéis grabaros cantándola y lo ponemos en clase. Es un trabajo grupal, por lo que todos tendréis que participar en la elaboración y grabación o interpretación de la canción final. 

¡A componer, pequeños artistas!

lunes, 9 de marzo de 2015

El increíble niño comelibros

El fomento de la lectura es muy importante para nuestros alumnos. No sólo debemos preocuparnos por que lean, que al fin y al cabo lo tendrán que hacer sí o sí, sino que deberíamos enfocarnos más a crear en ellos un gusto por la lectura creciente. Queremos que nuestros alumnos sean personas críticas, de esas que piensan, que empaticen con el resto de las personas, que se pongan en su piel y sean capaces de comprender el porqué de sus sentimientos y acciones, queremos que sepan utilizar normas básicas de ortografía, que construyan frases de forma adecuada, que sepan expresarse con claridad y correctamente... y todo ese trabajo que parece tan complicado se consigue despertando este gusto por la lectura en nuestros pequeños lectores potenciales. He visto este cuento y me ha encantado, quería compartirlo con todos vosotros. 
Os dejo con "El Increíble niño comelibros".